Las Tarjetas revolving son, según el Banco de España, una modalidad de tarjeta en la que dispones de un límite de crédito determinado que puede devolverse a plazos, a través de cuotas periódicas. Éstas pueden establecerse como un porcentaje de la deuda existente o como una cuota fija; cuotas periódicas que puedes elegir y cambiar dentro de unos mínimos establecidos por la entidad.

Su peculiaridad se encuentra en que la deuda derivada del crédito se “renueva” mensualmente, disminuye con los abonos que realizas con el pago de las cuotas, pero aumenta con el uso de la tarjeta, así como con los intereses, comisiones y otros gastos generados.

En RCG Abogados te ayudamos a recuperar los intereses pagados de más con tarjetas revolving

¿Cuál es el problema que se encuentran los usuarios de estas tarjetas revolving?

Que están continuamente endeudados, que su crédito no disminuye porque continuamente están acumulando unos intereses altísimos (del 20% y el 30%).

El Tribunal Supremo en su Sentencia nº 149/2020, de 4 de marzo, ya ha declarado la nulidad de este tipo de tarjetas y préstamos por ser contrarios a la Ley de Represión de la Usura, que establece, en su artículo 1 que:

“Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

En aplicación de la referida Ley de Represión de la Usura los Juzgados están anulando estos contratos y condenando a las entidades a devolver todos los intereses.
Si bien tras el pronunciamiento del Tribunal Supremo en su Sentencia nº 149/2020, de 4 de marzo, muchas entidades están buscando alcanzar acuerdos con los consumidores (en aras de evitar litigios e incluso están rebajando los intereses para no superar el límite del 20%), esto no implica que los afectados no puedan reclamar lo pagado con anterioridad en concepto de intereses.

¿Te has visto perjudicado por este tipo de tarjetas de crédito? Ponte en contacto con nosotros y estudiaremos tu caso para defenderte de estas prácticas abusivas.